Mundial 2010: Cuarto de final "Mucho respeto por Alemania"

En Argentina hay una gran euforia con el equipo. Pero entre los jugadores hay algunas dudas, más reservas y menos sonrisas. Tambien Lionel Messi no esta contento.

De Andrés Eliceche, redactor de Diario Perfil, Argentina.

Algunos jugadores argentinos eligen el discurso habitual: "Este partido no tiene nada que ver con el de 2006", asegura Javier Mascherano, el capitán elegido por Diego Maradona; pero otros son más sinceros: "Sería muy lindo tomarnos revancha de aquella derrota", comenta Nicolás Burdisso, que también formó parte del plantel argentino en el Mundial de Alemania. Quizás la razón esté del lado de Mascherano: sólo seis futbolistas del actual equipo -él, Burdisso, Heinze, Maxi Rodríguez, Tevez y Messi- estuvieron también en la Copa de 2006.

Philipp Lahm im Zweikampf mit Lionel Messi: Die Begegnung in München gewann Argentinien mit 1:0.

(Foto: dpa)

A pesar de contar con tantos debutantes, este equipo tiene más experiencia. Y ese atributo es el que todos destacan dentro del plantel. Creen que allí pueden sacarle una ventaja a esta joven Alemania, la segunda selección más joven de Sudáfrica 2010. Y no parece que Maradona vaya a hacer muchos cambios: "Si nos fue bien hasta ahora, sería un pecado cambiar el sistema de juego", declaró el entrenador este miércoles.

De todas maneras, hay algunas dudas entre los mismos jugadores. Messi, por ejemplo, no quedó conforme con la posición que ocupó contra México. Cree que partiendo tan retrasado su gambeta pierde efectividad. Y está seguro, además, de que la ausencia de Verón lo perjudica. Se trata de su gran amigo en el plantel, con el que comparte habitación. Y Verón también es el alimento de Messi dentro de la cancha: nadie le ha dado más pases en este Mundial.

Por eso, los gestos de los jugadores son menos distendidos que al comienzo del campeonato. El clima de optimismo previo al choque con México ahora cambió. Hay más reservas, menos sonrisas, y mucho respeto por lo que Alemania pueda hacer. Ni siquiera el 1 a 0 de marzo en Munich es suficiente para que confíen en una victoria: "Los dos equipos cambiamos mucho desde ese partido", razona Mascherano. Es verdad: Maradona pasó de un esquema conservador, el 4-4-2 de aquel juego, a uno más ofensivo con la inclusión de Tevez en el Mundial. ¿Lo mantendrá el sábado?

Mientras tanto, en Argentina hay una gran euforia con el equipo. Miles de personas celebraron en el Obelisco -el monumento símbolo de Buenos Aires- el triunfo ante México, y la mayoría cree que también se le ganará a Alemania. Quizás no recuerdan la legendaria frase de Gary Lineker: "El fútbol es un juego de once contra once que inventaron los ingleses y en el que siempre ganan los alemanes".

Andrés Eliceche ist Sportredakteur bei Diario Perfil, einer der größten Wochenzeitungen Argentiniens. Die Übersetzung finden Sie auf der nächsten Seite.

WM 2010: Deutschland - Argentinien

Die Magie der 85. Minute